Es bien sabido que los pisos de mármol se dañan fácilmente cuando no tienen el cuidado adecuado. Si bien este tipo de pisos dan una gran vista en las casas, necesitan una gran limpieza para que conserven su brillo, no tengan daños e incluso sean funcionales durante mucho tiempo.

La mejor forma de limpiar un piso de mármol es en primer lugar, barrer con una escoba de cerdas suaves el polvo acumulado. También se puede utilizar un trapeador con microfibra para no rayarlo. Después, con una cubeta de agua caliente se prepara una mezcla con jabón o algún producto específico para el mármol. Mientras mejor sea la calidad del agua, más fácil será limpiar los pisos de mármol. No se debe utilizar un limpiador ácido o algún líquido corrosivo porque puede dañar el mármol de manera permanente. Las manchas persistentes pueden eliminarse con una microfibra o un pedazo de fieltro, y un poco de jabón con PH neutro. Es importante que el tallado sea en dirección de la veta, para no rasparla.    

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: marmolesyterrazossantotomas@outlook.com